Gran Azul de Gascuña

Datos rápidos

  • Peso: 71 - 77 libras
  • Altura: 23 - 28 pulgadas

Descripción

Si creías conocer todas las razas de perros existentes, y las sorprendentes características de cada una de ellas, te equivocas. Todavía queda mucho por explorar en este tema, detalles de razas que le sorprenderán, como es el caso del peculiar Gran Azul de Gascuña.

Llamado así por su pelaje azulado, que da gran particularidad al aspecto grande y robusto que distingue la presencia de esta raza.

El Gran Azul de Gascuña es originario de Francia, con gran popularidad en las actividades de caza, un animal que desciende de los sabuesos. Este canino ha tenido un gran reconocimiento por parte de la sociedad, por su imponente figura y su agilidad.

Aunque es un perro con un temperamento amigable, no es el tipo de mascota común para cualquier hogar, ya que tiene aspectos individuales que lo hacen más adecuado para la vida en el campo.

Un propietario que conozca el trato y manejo de estos animales es el más adecuado, por ello, hemos preparado un artículo con todos los detalles que debes conocer sobre estos perros y podrás saber si sus habilidades, cuidados, comportamiento y apariencia, se adaptan a la mascota que necesitas para ti.

Otras razas:  Foxhound americano

Salud del Gran Azul de Gascuña

El Gran Azul de Gascuña es generalmente conocido por su buena salud. De ahí que tenga un cuerpo tan musculoso y enérgico.

Esta raza tiene una esperanza de vida que puede llegar a los doce años, sin padecer enfermedades propias de la raza.

Sin embargo, la obesidad es uno de los factores de riesgo que más se asocian a estos perros, ya que si no se les alimenta adecuadamente y no hacen suficiente ejercicio, pueden verse directamente afectados.

Por otro lado, la forma alargada y caída de sus orejas les hace propensos a la acumulación de bacterias y hongos en esta zona. Esto hace necesario mantener una vigilancia y un cuidado especial en la higiene de sus orejas, evitando así la aparición de estas dolencias.

Salvo las afecciones mencionadas, este perro goza de buena salud, que en gran medida también dependerá de los cuidados y atenciones que le brinden los miembros de la familia.

Cuidados que requiere esta raza

Cabe destacar que esta raza de perros rústicos, acostumbrados a la vida en el campo, no requiere un esfuerzo excesivo para su cuidado. Bastará con mantener algunas condiciones en sus cuidados para que crezcan con un correcto bienestar y una buena calidad de vida.

A continuación presentamos los cuidados más esenciales que requiere el Gran Azul de Gascuña:

Ejercicios

Si hay algo que no se puede pasar por alto con el Gran Azul de Gascuña, es la práctica de ejercicios diarios. Al menos 3 horas al día, se debe permitir a estos perros correr, cazar y moverse libremente, de lo contrario podrían adoptar comportamientos negativos.

Otras razas:  Sabueso de Estonia (Estonian hound)

Alimentación

Al ser razas con tendencia a la obesidad, es importante combinar el ejercicio con una dieta adecuada, recordando no sobrealimentar y aportar los nutrientes necesarios para fortalecer su sistema óseo.

Aseo

El Gran Azul de Gascuña es un animal de pelo corto, por lo que el cepillado no es tan exigente como en otras razas, al menos una vez a la semana será suficiente para mantener el brillo natural de su pelaje.

En cuanto al baño, puede hacerse mensualmente o cuando el perro esté realmente sucio.

Higiene de las orejas y las patas

A la hora de acicalar al Gran Azul de Gascuña, es importante no olvidar en ningún momento la limpieza y supervisión constante de sus orejas, ya que debido a su posición y longitud, puede acumularse gran humedad y provocar la aparición de hongos y bacterias.

Asimismo, la revisión periódica de las almohadillas de sus patas es de gran importancia, sobre todo después de un paseo, ya que puede pincharse con algún objeto y provocar heridas indeseadas.

Historia

Aunque no existe una fecha precisa relacionada con la aparición de esta raza, se reconoce que su país de origen es Francia, más concretamente Gascuña (Gascogne), donde estos perros fueron el resultado de diferentes cruces.

Otras razas:  Sabueso de Transilvania (cazador húngaro o sabueso húngaro)

Lo que sí es indiscutible es que la raza es una de las más antiguas del mundo canino, sus inicios están relacionados con el Perro de San Huberto, que fue cruzado con otros sabuesos, dando como resultado el Gran Azul de Gascuña.

Se presume que los ancestros de este perro fueron sabuesos traídos a tierras francesas por comerciantes fenicios y romanos, principalmente para la caza, actividad con la que la raza fue y sigue siendo reconocida.

Aunque su existencia se vio considerablemente amenazada con la llegada de la Revolución Francesa, su capacidad para cazar animales pequeños hizo que los criadores se interesaran por él como compañero en esta actividad.

Más tarde ganó popularidad y se trasladó a Estados Unidos, donde llegó a ser más reconocido que en su país de origen. Allí se utiliza de la misma manera, para actividades cinegéticas, pero de animales más grandes como ciervos y jabalíes.

En otros países como España, se utiliza como perro de compañía en algunos casos, sin embargo, estos animales requieren de un dueño conocedor para su mantenimiento.

Subir