Jindo coreano

El aspecto de un Jindo coreano

Los Jindos coreanos tienen una estructura compacta y musculosa cubierta por un pelaje corto y denso, como el Akita y el Shiba Inu. Tienen cabezas anchas con hocicos puntiagudos, narices oscuras, ojos oscuros y orejas puntiagudas. Tienen cuellos gruesos, pechos bien desarrollados y espaldas fuertes. Su cola se enrosca hacia arriba y sobre la espalda, y su grueso pelaje se presenta en una amplia gama de colores, como blanco, atigrado, amarillo, rojo, fuego, negro, negro y fuego, rojo y blanco, fuego y blanco.

Otras razas:  Podenco Portugués Mediano de Pelo Duro

Características

  • Inteligente
  • Independiente
  • Fuerte-willed
  • Refined
  • Clean
  • Leal

Compañero humano ideal

  • Controladores de perros con experiencia
  • Familias con niños mayores
  • Solteros activos

Cómo es vivir con ellos

Los Jindos coreanos son despiertos, enérgicos y llenos de vida, pero también tienden a seguir sus instintos y a hacer sus propias cosas. Los Jindos, que establecen fuertes vínculos con sus familias, anhelan la atención y la unión sin actuar de forma necesitada. Pueden ser un poco distantes con los extraños, pero tienen una apertura juguetona con los niños. Los Jindos coreanos tienen mucha energía. Llévelos de excursión o a correr por el barrio y se quedarán a su lado.

Otras razas:  Shiba Inu

Cosas que debe saber

El Jindo coreano puede vivir hasta 15 años con pocos problemas genéticos de salud. El doble pelaje del Jindo debe cepillarse con bastante frecuencia durante las épocas de muda. Con suficiente ejercicio, el Jindo coreano puede vivir prácticamente en cualquier lugar, desde apartamentos hasta fincas. Sin embargo, por muy resistentes que parezcan, los Jindos no están hechos para vivir en el exterior. Son limpios, refinados y fáciles de educar, así que manténgalos dentro de casa con la familia.

Otras razas:  Shikoku

Historia del Jindo coreano

El Jindo coreano, originado hace varios cientos de años en la isla coreana de Jindo, se utilizaba para cazar ciervos, jabalíes y caza menor. Destacado por su disciplina y limpieza, el Jindo coreano se considera un tesoro nacional en su país de origen, amado como trabajador de confianza y compañero cariñoso.

Subir